Aprender Haciendo, las TIC , el Tiempo y el Aula Invertida


Un nuevo movimiento docente está germinando en el área de la tecnología educativa, nuevos usos posibilitan pensar en aplicar la tecnología de formas más interesantes en el aula. 
El movimiento docente del aula invertida (Flipped Classroom) es una síntesis de propuestas clásicas de intervención  en  el aula con un alumno activo , alumnocéntrico en palabras de Jordi Adell. 

La literatura de la didáctica orientada al alumno hace un recorrido intenso pensando en involucrar al estudiante en su propio aprendizaje. John Dewey nos proponía el aprender haciendo hace casi cien años, y las miradas teóricas de diferentes autores , ya clásicos y también contemporáneos. 
Pedagogía del Oprimido de Paulo Freire es una lectura indispensable para el docente , plantea la necesidad de enseñar involucrando al alumno, facilitando y permitiendo su área de intereses, el aprendizaje situado en realidades específicas de cada grupo, este le dará relevancia a lo enseñado , tendrá sentido. Con un docente que acompañe, problematice, analice y aprenda claro está junto a sus alumnos, dejando de lado posiciones “bancarizadas” a la hora de enseñar. Al respecto el Dr. José Luis Lens nos indica que para hablar de cambio de paradigma por el ingreso de las TIC al aula , primero deberíamos recuperarlo a Freire. Cuanta razón. ¡No son las TIC , es el docente!
Larry Cuban , en la misma línea afirma que el ingreso de la tecnología en el aula per se , no habilita innovación alguna en la práctica, “es la mirada epistemológica del docente la que habilita nuevas formas de aprender y enseñar”. Y si , no es usar tal o cual dispositivo , editar videos, utilizar páginas web específicas o aulas virtuales lo que determinará la innovación en nuestra práctica, eso puede ayudar. Si será nuestra mirada a la hora de involucrar al alumno , ofrecerle espacios de problematización que interesen y cuya aplicación se acerque a sus realidades y necesidades para que exista sentido en lo aprendido. 
Un alumno activo, crítico, participativo, colaborativo y tecnológicamente alfabetizado (doy por implícito que el docente posee todas estas “habilidades” incorporadas, caso contrario deberemos primero empezar por aquí) . Que esté centrado en las dinámicas de resolución de problemas en equipo, no en grupo, que tenga un amplio involucramiento en las dinámicas propias de sus realidades sociales cercanas, esto lo hará un ciudadano participativo, y que haga, ¡eso! , ¡hacer para aprender , basta de repetir recetas y dichos de otros, aprender haciendo para entender. Hacer, hacer, hacer!. …Y aquí aparece la tecnología nuevamente, en este caso con la mirada del aula invertida. 

El aula invertida: Habitualmente el docente explica en clase , proponiendo espacios de teoría, aquí el pibe no hace, recibe. Y luego como se acaba el “tiempo” el espacio del hacer va a la casa. Entonces problematizamos al pibe en la casa, sin compañía del docente, sin la posibilidad de crear equipos de trabajo (que no son grupos) y los dejamos en el mejor de los casos solos con sus padres, que pueden no tener la posibilidad de acompañar a sus hijos. Luego el fracaso en la resolución de las actividades o la no resolución de las mismas.
La metodología del aula invertida nos ofrece “tiempo” , tiempo en clase, ya que la idea es que el alumno tenga el andamiaje teórico digitalizado como pequeños videos en casa, y luego poder usar el tiempo del aula para hacer juntos, para problematizar , pero con la compañía del docente, donde podamos armar equipos de trabajo en clase, con alumnos que puedan pasar su tiempo de aula resolviendo juntos problemas y cuestiones que tengan que ver con aprender haciendo. Tomando decisiones y comprendiendo el sentido de lo enseñando.
Este es el sentido del aula invertida. Invertimos la carga del trabajo, hacemos en clase, teorizamos en casa. 
Ahora disponemos de las herramientas que facilitan estas nuevas formas de encarar nuestras clases. Sólo falta hacer. 
En Argentina disponemos del programa Conectar Igualdad. Un recurso fabuloso (en Argentina debemos aprender a valorar este enorme programa, histórico!!!),  una máquina por cada pibe de la escuela secundaria, una máquina por cada profesor. Servidores escolares increíbles, potentes y esperando ser abarrotados de nuevos recursos construidos por los profes. Ahí podremos adjuntar nuestras producciones en videotutoriales para que los alumnos se lleven a casa “la teoría” , socializada de otra forma, con videos cortos, prácticos, llenos de ejemplos. 
La dinámica será:
1: el alumno reproduce los videos en casa. Los estudia.
2: en clase aplicamos problemas que permitan resolver. Hacemos juntos.
3: en casa el alumno recupera lo aprendido, le encuentra sentido…podría usar la técnica de e-portafolios para explicar que entendió, como ensambla lo nuevo con lo que ya sabía. Que sentido le da, para que cree que le sirve. Podría trabajar en un espacio colaborativo virtual donde socializar en equipo, ideas, aplicaciones, conceptos sobre el sentido. En fin poder explicar el para qué y el sentido de cada cosa. Menuda tarea!

Para quienes dispongan de Conectar Igualdad, disponen de dos sistemas operativos en sus net.  Linux Ubuntu y Windows.
La recomendación es usar Linux , actualicen el Ubuntu a Huayra y dispondrán del soft Record My Desktop para poder realizar videotutoriales con la compu.
Para quienes usen Windows deberán descargar CamStudio  es una de las opciones disponibles para realizarlos.
Pero esto será tema de otros posteos.

Un saludo a todos los lectores del Blog.
Ezequiel