Siete Ideas digitales para la escritura creativa

A pesar de todos los avances tecnológicos, el conocimiento de la lectura y la escritura es, en cierto modo, la prueba iniciática que se les reclama a las niñas y a los niños para que puedan integrarse plenamente en nuestra sociedad. Por ese motivo, tal vez deberíamos ser un poco más conscientes de la lentitud de este proceso educativo, y adaptar el desarrollo de su aprendizaje a las exigencias psicológicas del alumnado. La búsqueda de ideas creativas para escribir se convierte así en una necesidad. No para que todos los alumnos se vuelvan artistas, sino para evitar que la posibilidad de expresarse por escrito sea el privilegio de unos pocos.
Explorar palabras y vocabulario con Wordle o Tagul puede ser una buena idea para empezar a escribir. Estas dos aplicaciones facilitan la generación de las llamadas nubes de palabras, pero la segunda permite que esas nubes aparezcan con formas predeterminadas, más o menos geométricas. Nos sirve cualquier tipo de texto, original o de cualquier libro. Se escribe en el espacio que en cada página se indica, y los resultados, que son muy gráficos y visuales, pueden servir de inspiración para una actividad de escritura.
En Educa con TIC, Francisco Muñoz ya nos habló de la generación de nubes de palabras con Wordle, mostrándonos sus buenas posibilidades para el aula. Y en el post La fuerza de las palabras reflejamos su utilidad como recurso para la invención de historias, a partir del mundo de los cuentos populares. En Tagul, además de las características similares a la herramienta anterior, aparecen otras opciones; por ejemplo, la introducción de la url de un blog o sitio web para generar las palabras más importantes.
En inglés, Build Your Wild Self quiere decir que construyas tu propia naturaleza, más o menos. Así que ahora puedes imaginar que eres otro ser, y que todos lo vean si el trabajo es compartido. Por eso, se trata de otra buena idea para las actividades de escritura en el aula, tanto para la narración como para el aprendizaje de la descripción.
En principio, pulsa para acceder a esa página. A continuación, selecciona tu sexo y escribe tu nombre. Después escoge tus características más humanas: pelo, ojos ropa, calzado. Luego, elige los rasgos más salvajes, que están en unos recuadros de color verde. Por último, guarda la imagen en el ordenador. Y no lo olvides, que esto es muy importante para que no se pierda tu imagen de “animal”. De todos modos, si no te reconoces en ninguno, también hay la posibilidad de crear personajes con rasgos más humanos…
Si ese build your wild self se lleva a cabo en un aula, Kizoa es una aplicación que puede resultar interesante para su distribución pública. Con un espacio suficiente para alojar las imágenes de nuestras actividades, las funciones que nos ofrece son múltiples: recortar, editar, eliminar, añadir marcos, modificar los colores, contraste, aplicar filtros y muchas otras más. Por supuesto, también es posible añadir texto a cada una de las imágenes que usemos.
De los elementos de una historia ya hablamos en otro momento, e incluso volvimos a tratar ese tema desde un punto de vista digital. En las siguientes ideas, aunque de una manera distinta, esos elementos se transforman en los ingredientes de una cocina de las historias. En ese lugar imaginario, en esa cocina de la escritura, un viejo utensilio renace de las cenizas del tiempo: el caldero mágico, o de las historias.
Con la ayuda de Nani Lima se elaboró un modelo actualizado, que ya inventó muchos relatos de aventuras, como bien sabe Javier Monteagudo. Ese artefacto probó incluso su utilidad en el mundo digital, y los resultados fueron positivos. Sólo queda por decir que la música de esta presentación es de Balbarda, el grupo del amigo Javier. Por tanto, en el caldero mágico son siete los elementos que pueden originar un relato; así que…
Ginés Ciudad-Real es uno de los profesores responsables del blog Orientación Andújar, que ya un sitio de referencia en el mundo educativo. La inmensa cantidad de recursos que ofrece es sorprendente. Además, todos ellos son accesibles y gratuitos, como nos indican en la misma portada de acceso.
Ginés y Maribel Martínez Camacho se interesaron por algunos de los materiales e ideas para la creación de historias que aquí contamos. De manera especial, se sintieron motivados por las posibilidades de invención de historias mediante varios de nuestros artefactos para escribir. De hecho, trabajaron en algunos ellos y los adaptaron muy bien. Según me contaron, el esfuerzo valió la pena, ya que en pocas horas sus versiones del caldero mágico fueron descargadas un montón de veces, más que cualquier otro material. Para que luego digan, como el mismo Ginés me comentó, que estos temas interesan a poca gente. Por eso agradezco la atención y la difusión que gracias a ellos recibieron estas ideas. Tal vez las historias nunca puedan salvar al mundo, pero al menos seguirán haciéndose con la misma materia de los sueños…
  • Generador de cuentos infinitos: Su origen es el caldero mágico antes citado. Se trata de un generador de cuentos completamente editable en formato Excel. Una vez que tengamos el archivo abierto, se pueden cambiar cada una de las variables de la historia, añadiendo o quitando nuevas opciones y accediendo a la zona de edición. Solo hay que darle a F9 y se irán generando las diferentes posibilidades de cuentos.
  • 1001 cuentos para trabajar en el cole: A partir de unas variables que son diferentes para cada cuento. los niños tendrán que construir un cuento, que podrá ser individual o colectivo.
  • Nuevo generador de cuentos infinitos para primaria: Es la continuación del primer generador de cuentos, y al que complementa. Es totalmente editable pues también es un archivo Excel. Como en el modelo anterior, su finalidad es la escritura creativa de cuentos, la invención de infinitas historias.
  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>